En toda organización empresarial o institución, es común que se presenten diversas situaciones de confrontación laboral que pueden llegar a repercutir en el desempeño del personal. Ante ese tipo de cuestiones, la mayoría de las veces se requiere la ayuda de algún experto que facilite el trato con los trabajadores y evite las complicaciones entre los compañeros, a esta persona se le denomina Coach Ejecutivo.

Este se encarga de mantener capacitado al personal de una empresa. Su objetivo es crear un ambiente estable, en donde el trabajador se siente óptimo de realizar las actividades que tiene a su cargo y en caso de existir alguna complicación, tenga la confianza de acercarse al coach para que éste pueda auxiliarlo.

En la opinión de  Pierre  Blanc- Sahnoun, psicoterapeuta, experto en el comportamiento cognitivo, un buen coach es aquel que ha tenido la experiencia de estar en diferentes cargos empresariales, por lo cual, sabe cómo actuar frente a las necesidades o problemas que pueden surgir dentro de las áreas que conforman la empresa.

El Coaching debe verificar el proceso de la organización, las actividades que se realizan en cada puesto, así como la persona que se encuentra a su cargo.

Características que debe tener un Coach ejecutivo

El coach debe tener motivación por hacer las cosas, talento investigativo para conocer las causas o motivos que pudieran originar problemas y algo muy importante, debe apegar su función a la misión, visión  y valores que mantenga la organización para la cual labora.

Pero, ¿Realmente el Coaching asegura la resolución del problema? En teoría esa es su función, por ello el coaching debe tener experiencia profesional en el área, además de tener visión para hacer cambios importantes en la organización.

En resumen un Coach ejecutivo propicia la flexión del personal en cuanto a su desempeño laboral, opera cambios que puedan resultar más fructíferos y se concentra en mantener la estabilidad en el área.

 

Tania Paola Peralta

UTEL Editorial


Estudiar en linea