Los métodos de enseñanza son aplicables tanto dentro como fuera del aula. En la actualidad existen diversas estrategias de autoestudio que se pueden implementar para conseguir un aprendizaje mucho más satisfactorio y favorecer la comprensión del ya adquirido.

Lo principal es tener la actitud y las ganas de querer emprender algo nuevo, ya sea cursar una licenciatura en línea, estudiar un curso o diplomado, algún idioma, etc.

Se debe de tener motivación, perseverancia, la convicción de desarrollar nuevos hábitos y pensar en nuevas metas que ayuden a estimular el aprendizaje. Aprender a prepararse, ayudará a visualizar el estudio como algo placentero y no como una obligación.

Elementos externos que debes considerar para favorecer el autoestudio

Se aconseja que el lugar en donde se estudia, tenga una buena ventilación, que no haya algún tipo de distractor como televisiones, estéreos o celulares.  Sin duda, contar con un sitio adecuado favorece la concentración.

Si se realizan  investigaciones  por medio de la web,  es necesario tener definido que tipo de información se está buscando, ya que los buscadores pueden arrojar datos que no tienen nada que ver con la investigación.*

Cuando el interés aumenta, también el rendimiento y la responsabilidad,  la búsqueda de información no se limita solo a lecturas, sino también a lo visual. Por ejemplo, la aplicación de las TIC ha dado pie a la utilización de nuevas herramientas en el autoestudio como videos, blogs, foros, chats, etc., los cuales favorecen el intercambio de opiniones y la retroalimentación del aprendizaje.

Tips para el autoestudio en línea

En caso de recurrir a la lectura de un eBook, se aconseja utilizar las siguientes técnicas:

•  Realizar un resumen para reforzar lo leído.
•  Diseñar uno o diversos esquemas que sinteticen la información.
•  Hacer mapas mentales o cuadros comparativos.

Al organizar exactamente qué es lo que se va hacer y cómo se va hacer, se empieza a hacer un hábito y automáticamente la tarea se vuelve más sencilla. Utilizar agendas para poder organizar el tiempo, ayudará a no olvidar las tareas que se tienen que hacer.

También es posible realizar notas acerca de los temas que se han estudiado; poner el número de capítulo, el título y un comentario sobre si se entendió el tema, podrá ayudar a repasar los temas ya vistos.

Estas técnicas estructuran y organizan las actividades y se pueden aplicar a cualquier actividad que se tenga que realizar, incluso para la vida laboral.

Tania Paola Peralta

UTEL Editorial

 

* Recomendaciones para potenciar las búsquedas en Google.


Estudiar en linea