«Esta tarde nos reunimos para festejarlos, porque han superado lo que posiblemente fue uno de los retos más grandes de su vida».

En representación del Rector Institucional de UTEL, fue la Mtra. Claudia Mejía Martínez, Vicerrectora Académica de la Universidad, quien dio un breve, pero emotivo discurso de bienvenida durante la última ceremonia de graduación de este año, celebrada por primera vez en Cancún, Quintana Roo.

Agradezco la presencia de las autoridades que nos acompañan y en especial a los familiares de nuestros egresados, que los han apoyado incondicionalmente en este camino de formación.

Estoy segura que a partir de hoy continuarán caminando con paso firme en la búsqueda del éxito profesional y, por supuesto, personal.  Cada uno de ustedes ha fortalecido sus habilidades, conocimientos y aptitudes durante esta etapa, y por ello, tengan la seguridad de que su valentía, esfuerzo, perseverancia y determinación los llevarán tan lejos como se lo propongan.

La Mtra. Mejía reconoció el enorme esfuerzo que representa obtener un grado académico, pues no basta con solo iniciar un proyecto de esta índole, sino que es necesario invertir mucho esfuerzo para materializar los sueños. Además, aprovechó para recordarles a los graduandos que éste es solo el comienzo de un nuevo ciclo en su vida profesional y que son ellos quienes pueden ser parte del cambio que quieren ver en la sociedad.

El mundo necesita personas como ustedes, que sepan a dónde quieren llegar, que se planteen objetivos y propósitos sólidos, y que trabajen arduamente para conseguirlos.

…La clave es también, distinguirse como profesionales de valor, dejando huella en las demás personas y conectando sus conocimientos con el corazón.

Citando a la Dra. Christine Ford, profesora de la Universidad de Georgetown, les compartió a los egresados que la respuesta a la pregunta: ¿Qué persona quiero ser? es la que definirá —más que ninguna otra— su éxito profesional, ya que la forma en cómo traten a los demás y las acciones que realicen a diario enaltecerán su valor y como consecuencia serán distinguidos por su amabilidad, calidez, capacidad, inteligencia y liderazgo.

Para finalizar su discurso, La Mtra. Claudia invitó a los graduados a contagiar a otros con su actitud de perseverancia, representar con honra a su Universidad y sentirse orgullosos de quienes son.

 Traten a los otros como quieren ser tratados, hagan de la excelencia un hábito y realicen cualquier actividad  con amor y  orgullo.

¡Muchas felicidades Clase 2019!


Estudiar en linea